El Árbol de los Cuervos…

 El árbol de los Cuervos…

Por: Edward Pérez
El ciudadano de la frontera…

En las profundidades del bosque había un árbol que sobresalía en la vegetación, por sus imponentes ramas y exuberante tamaño era el más respetado de la jungla.
El sueño de todas las aves era tener su nido en ese grandioso árbol. Había muchas peleas entre las diferentes especies  por el control de tan semejante ejemplar. Un cuervo llamado Antonio pasaba por los alrededores y vio la pelea, quien se detuvo a preguntar el porqué de la batalla. Un viejo guacamayo COLORAO  le explicó que el pleito era por el árbol.
El cuervo siempre pasaba por esa zona a una altura tan grande que nunca pudo percibir la importancia del árbol, hasta que bajó a los alrededores.
También se interesó en el árbol. 
Sin pérdida de tiempo voló hasta las profundidades de la serranía donde se encontraban sus amigos, quienes no eran conocidos como especie ya qué, nunca habían salido del bosque. Cada uno con su familia volaron al árbol prometido por Antonio





Al llegar con sus imponentes picos y sus largas uñas, las demás especie no pusieron resistencia y se marcharon.
Tiempos después los cuervos controlaban el árbol, la familia fue creciendo, ya había nidos en todas las ramas, ninguna ave se atrevía ni siquiera a volar cerca. Los nuevos dueños del árbol  ya estaban en lo más alto de la selva. Algunos de ellos llegaron a ir a otra isla a poner sus huevos.
Hasta las semillas que caían al suelo eran recogidas por ellos. Ni las especies terrestres se atrevían acercarse al tronco. Los cuervos controlaban desde su hábitat hasta la selva.
Todo era amor y felicidad en el nido de los cuervos, hasta que un día el cuervo Antonio decide tomar un descanso y  coloca a su mejor amigo como jefe del lugar. 
La población era tan grande que tuvieron que reunirse para tomar medidas. Las cuales los llevaron a expulsar unos cuantos para las montañas  y así garantizar más tiempo de la especie en el árbol. El cuervo Antonio soñaba con mantener el reino en el árbol hasta el 2044
Pero sus sueños fueron frustrados, cuando sin esperarlo fue traicionado por aquellos cuervos que él buscó en la montaña. Después de estar establemente bien y con reserva de comida para el año. Todos olvidaron al cuervo Antonio.
Mas luego el cuervo jefe manda a prisión a cinco de los fundadores de la colonia de cuervos, acusados de malversación de huevos y sobre evaluación de nidos. Al llegar a los calabozos recuerdan que en casa de cuervo nadie es el jefe y quien manda es el momento y las circunstancias.

Hoy los cuervos de la prisión  están sin esperanza ya qué el único cuervo que les garantizó libertad de vuelo y un árbol, que mantenía sus nidos sin importar las tormentas ni las temperaturas, ya no estaba. Ahora con el cuervo Antonio fuera del árbol sus vidas depende de un acuerdo que dejaría al cuervo Antonio más tiempos de vacaciones, pero el cuervo jefe está obviando que de la misma manera que traicionaron Antonio lo harán con él, por la sencilla razón de que en casas de cuervos mayoría están al acecho esperando una metida de pata para los demás cometer unas Cuervadas.

3 comentarios:

Con tecnología de Blogger.