364 DÍAS DE HAMBRES

 





Artículo I.
Dajabón, República Dominicana
Enero 7/19
Por: Edward Pérez
El ciudadano de la frontera.

La demostración de hambre manifestada por el pueblo dominicano en estos días de asueto navideño, son el vívido contraste de una estabilidad efímera de las que tanto alardea el gobierno y los buenos asalariados, la cual me hicieron recordar la peor hambruna del siglo XX, acaecida en China entre 1900 y 1909, donde murieron unos 27 millones de personas y más de 15 millones lo hicieron entre las décadas de 1920 y 1960. Esas hambrunas fueron parcial o totalmente obra del hombre.



364 días confinados en una media isla dirigida por un gobierno narcisista que solo se empeña en mostrar el lastre de su gestión, dieron la emotiva demostración por la que el gobierno se ha sacrificado tanto en la siembra de hambre en el pueblo dominicano.

Nueva clase social


Una nueva clase social compuesta por unos desneuronados fueron los responsables del saqueo a vehículos asignados al Plan Social de la República. La pobreza mental puesta en evidencia, también dejó al descubierto a funcionarios muertos de hambre, los cuales fueron vistos acaparando grandes cantidades de cajas navideñas en nombre de los pobres, pero llenando sus despensas.  La pura muestra que cuando el hambre viene incluida en el paquete de formación, no se siente en el estómago, sino se lleva en la cavidad cerebral.

Escena parecida a la del Campo de concentración de Jasenovac, croata en Serbia, durante la 2da guerra mundial, fueron vistas aquí en los lugares asignados para entregas de cajas navideñas. 
Como sacado de escena de telenovela mexicana.  Fueron seleccionados algunos viejitos para la selfie con el político encargado, lo único que se necesitaba para salir en la foto era tener más de 70 años, mostrar un perfil desgastado por el hambre y una desnutrición fija en su rostro. En estos lugares reinaron los empujones, golpes y humillaciones.

La parte más dolorosa de este análisis, es tener que reconocer que esta clase es mayoría y como tal, es la que elige gobernantes y legisladores. Mientras la pobreza mental es la que dirige la compra y venta de los votos, la cual sumerge al país en un abismo de clientelismo, inmoralidad, corrupción e impunidad.

Reyes magos del siglo XXI



Los reyes magos del siglo XXI, son políticos que en vez de camellos llegan en vehículos del año, logrando concentrar a grandes cantidades de niños ansiosos para entregarles un mísero juguete, estampado con el sello del saqueo al erario público.

Estos infantes son obligados a permanecer en lugares cerrados y recibir empujones y grandes desilusiones, todo con el fin de que aprendan desde su corta edad a probar el amargo néctar de la pobreza mental inducida.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.