Lealtad de los legisladores, sueño utópico.







Artículo III.
Dajabón, República Dominicana
febrero 8/19
Por: Edward Pérez
El ciudadano de la frontera.





LA TRAICIÓN DE LOS TLAXCALTECAS 

El estado Tlaxcala es uno de los estados unidos mexicanos y en la época prehispánica, era una nación indígena (imperio tlaxcalteca). Tenían rivalidad y odio contra el imperio azteca. Cuando Hernán Cortés penetró tierras tlaxcaltecas, los nativos se aliaron con los españoles.
Los tlaxcaltecas lo hicieron con el afán de derrotar al imperio azteca, por supervivencia, ya que los aztecas no les permitían comercializar económica y culturalmente y los españoles con el fin de conquistarlos. Es muy común que a los de Tlaxcala se le conozca como traidores a la patria por haber derrotado al gran imperio azteca y traicionado a su propia raza, y que por eso tienen que cargar con la Maldición de Quetzacóatl.



EL IMPACTO DE LA CONQUISTA
La invasión europea produjo un tremendo impacto entre los pueblos que habitaban América. Para estas sociedades que habían vivido aisladas del resto del mundo, los europeos representaban algo totalmente desconocido. Toda su vida cambió a partir de la conquista. Su organización económica, social y política, sus creencias religiosas, su visión del mundo y las costumbres de su vida cotidiana, se derrumbaron.



BATALLA DE LA VEGA REAL
La batalla de la Vega Real, también llamada batalla del Santo Cerro o batalla de Jáquimo, tuvo lugar el 27 de marzo de 1495 en la isla de La Española entre una alianza indígena y las fuerzas españolas, comandadas por Cristóbal Colón, Bartolomé Colón y Alonso de Ojeda, con la ayuda de indígenas de Guacanagari.


Para analizar la falta de lealtad y las alianzas, hoy día debemos autoanalizar nuestros orígenes desde la época prehispánica, algo tan simple como el bailoteo y el trasfuguismo de los políticos modernos, es motivo de análisis. Si bien es cierto que no es genético, también es cierto que forma parte de nuestros orígenes.
Leonel Fernández y Danilo medina han sido víctimas del trasfuguismo. De gente que duele y de otros que siempre se les notó por encima de la ropa que nunca conocieron la palabra lealtad. 


Pero estos dos líderes del partido mayoritario dominicano conocen al dedillo, como funcionó la política en la Antigua Roma, donde el trabajo de los más, servía para enriquecer a los menos, como en toda civilización.  Veyne, describe la cruda realidad de la corrupción en la Roma Imperial, algo que no es mencionado en la mayoría de los libros de historia, que por lo general enaltecen tal período histórico.
Además del clientelismo y del favoritismo ó lo que es lo mismo, del tráfico de influencias y de favores, en Roma reinaba la extorsión.



EN CONCLUSIÓN
Leonel y Danilo saben que los senadores y diputados solo representan sus propios intereses, y que su oscilación es como las de los cardúmenes de sardinas que es movida por el impacto que los ataca o por comida.  
Si usted ve a un legislador hoy con Danilo y mañana con Leonel, no se sorprenda, que esa gente solo se mueve por poder.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.